lunes, 4 de marzo de 2013

Las tres edades de la mujer

Por contraposición a este otro, macabro, al que me referí aquí, hoy traigo una obra de Gustave Klimt.

Die drei Lebensalter der Frau, 1905
(Óleo sobre lienzo, 180 x 180 cm.)
Esta obra, que se conserva en la Galleria Nazionale d'Arte Moderna, en Roma, se exhibió por primera vez en 1908, junto a la celebérrima El beso. Sobre un fondo casi neutro resalta un motivo central, formado por tres figuras femeninas. Las diferencias con la obra de Baldung son muchas, claro está. Pero principalmente una: aquí no es la Muerte la que aterra a la anciana. Frente a la ternura de la que hace gala la mujer abrazando al bebé, la anciana se tapa el rostro. Hemos superado el terror de la muerte. El tiempo de la vejez es realmente lo triste: la pérdida del erotismo, de la sensualidad, incluso del amor. Las tres edades no se presentan en igualdad de condiciones. La unión de las jóvenes deja de lado a la tercera, el vínculo que se establece entre las dos primeras margina la capacidad de amar y de ser amada de la anciana.

Una obra de Klimt puede ser hermosa, pero también es terrible.

CATEGORÍAS: Arte, Pintura

15 comentarios :

  1. Ya sabes que a mi tambien me gusta.

    Klimt presento "El beso", en la inauguración de la exposición de obras de arte “Kunstschau Wien 1908”. Se sonvirtió en su cuadro más conocido, y hoy en día se puede visitar en Viena, en el Belvedere.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Lo has visitado? Me encantaría verlo "en directo".

      Eliminar
    2. No he viajado a Austria todavía, pero tiempo al tiempo... primero el MOMA.

      Eliminar
  2. Sin poner en duda el post ni la belleza del cuadro, si querría cuestionar el título, y ya no sólo por la mujer sino por el hombre.
    Antes se era niñ@, adult@ y viej@. Estas 3 fases a lo largo de los siglos se han adaptado a el desarrollo de la sociedad (alimenticia, médica, y muchos más ámbitos...).
    Siglos a... una persona de 30 años era considerada anciana aunque nos parezca una locura.
    no hay que remontarnos a siglos, si a caso a décadas, para ver cómo ha cambiado todo.
    Nuestros abuelos e incluso nuestros padres, eran considerados personas de mediana edad con 40 años.
    El cuadro ya no refleja las 3 edades de la mujer ni del hombre y más teniendo en cuenta que a día de hoy el concepto de mediana edad se centra en los 60 años.
    Vivimos más, no sé si mejor o peor, eso sería largamente cuestionable y discutible, pero tenemos etapas muy definidas :
    Nacemos(0-3 años), pasamos por la infancia(3 a 12/13 años , entramos en la adolescencia (13 a los 20 y algo) puesto que se considera ya en la actualidad que hasta que no acabamos unos estudios universitarios o similares, seguimos por la juventud (pongamos de 25 a 40 años), edad adulta (de 40 a 60),madurez (de 60 a a 75 años) y vejez (a partir de los 75 hasta cuando se dé el momento final).

    Se han duplicado las "edades" que antes eran 3 y ahora son 6.

    ¿no os parece?
    Un abrazo Enrique y Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario. El título de la entrada hace referencia al título real del cuadro, no a la impresión que yo tengo al respecto. Hans Baldung pintó, no seis, sino siete edades, y hablamos de una pintura del Renacimiento.

      Personalmente, mi opinión es otra. Las edades son muy relativas y no sometidas a "número". Las hay que no abandonan la infancia nunca, jaja. Otras, a los veinte, se comportan como si hubieran vivido toda una vida.

      Aparte de ciertas características fisiológicas obvias, el desarrollo psicológico es muy variado. Podemos remitirnos a un montón de teorías acerca del desarrollo y sus etapas, especialmente minuciosas en el aspecto de la infancia y adolescencia (Piaget, Freud, Wallon, Vygotsky...).

      Y luego está la propia percepción de la edad. Por mi parte, las clasifico por décadas: a los veinte hacía cosas que a los treinta ni se me ocurren, y menos aún a los cuarenta... Pero no dejan de ser impresiones muy subjetivas. Una forma de frivolizar o relativizar la autopercepción (para ser un poco más precisos, habría que aplicar las ventanas de Johari, por ejemplo).

      Lo que sí destaco del cuadro no es tanto esta clasificación por edades sino el horror de la última: la de la vejez, la de la decadencia.

      Saludos, Rosa.

      Eliminar
    2. Sin duda lo que destacas del cuadro es lo más llamativo de él.
      En el resto estoy completamente de acuerdo contigo, yo con 20 tenía pareja estable desde los 15 y hacia vida de mujer de 40, ahora con 40, sin pareja hago vida de 25-30, mi edad va en el alama y en las ganas de vivir, en las ganas de seguir aprendiendo cómo cuando era niña y me obligaban por qué tocaba estudiar, ahora es puro placer aprender, y lo valoro mucho más.
      Gracias por tu respuesta.
      Un abrazo, Enrique.

      Eliminar
  3. Me encanta Klimt. Ese aire naïf, ese contraste entre lo bonito de la vida y las partes menos agradables de ver. Fascinante. Cuando tenga dinero compraré copias de gran tamaño de Retrato de Adele Bloch-Bauer, El Beso o Judith con la cabeza de Holofernes y decoraré mi casa.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te diré que tienes muy buen gusto decorando una casa, Charly.

      Saludos :)

      Eliminar
  4. Bueno, sin duda de las tres edades representadas, llama más mi atención la última: la vejez, tapándose la cara, como avergonzada quizás... La verdad es que el tema en sí da mucho juego y me parece un clásico, lo que lo hace diferente es el estilo con el que cada uno lo representa, que en el caso de la vejez, suele acompañarse muchas veces de simbolismos relacionados con la muerte, como las calaveras. Un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La primera vez que escribí el artículo escribí la palabra vergüenza. Pero luego la borré: si fuera vergüenza, la mujer se taparía completamente. Pero sólo se tapa la cara, como para que no la vean llorar. Pienso que no es vergüenza, sino tristeza por la vida que se acaba. La muerte está presente en su ausencia, y esta mujer ama la vida, llora porque está cerca la hora de perderla.

      Saludos :)

      Eliminar
  5. Me parece muy interesante la figura que representa la vejez, es lo más expresivo de la obra. Enhorabuena por el artículo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, José Miguel. Desde luego, es lo que más comentarios levanta.

      Un placer tenerte por aquí.

      Saludos :)

      Eliminar
  6. Una obra alcanza la genialidad, a mi parecer, cuando transmite sentimientos. Si a esto le sumamos más de un sentimiento, como es el caso de esta obra en la que se combina la ternura y la desesperación, podemos calificarla de genialidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo añadiría: sentimientos y/o reflexiones. La parte reflexiva que acompaña a esta obra (como a tantas otras) no debe ser obviada, ¿no te parece?

      Gracias por tu apunte, Juan Román.

      Eliminar