lunes, 12 de mayo de 2014

Una cuestión de tiempo

De vez en cuando, uno se encuentra con sorpresas como ésta. Un argumento original y bien contando.

De lo que podría partir cómo la típica (y tópica) historia de viajeros en el tiempo surge una historia totalmente diferente. Los miembros de una familia inglesa tienen la facultad de viajar en el tiempo, o mejor dicho, de retroceder en el tiempo, pues sólo pueden viajar hacia el pasado, y no hacia el futuro. El límite es su propia existencia y, a diferencia de otras películas del género, cuando retroceden, retroceden como ellos mismos. No existe un "otro yo" con el que puedan encontrarse. Sin embargo, todo aquello que hagan el pasado, tendrá su reflejo en el presente. Esta facultad la emplean, y aquí reside una parte de la originalidad de la película, no para vivir aventuras sino para enmendar errores o situaciones que se han producido en el pasado o incluso, mejorar sus propias acciones. 

La película narra, con un agradable tono de comedia, la juventud de uno de los miembros de esa familia, desde que su padre, al cumplir la mayoría de edad, le muestra "el don", sus primeros amores fallidos y la búsqueda de la mujer de su vida hasta la muerte de su padre, todo ello aderezado de segundas y terceras oportunidades.


Recomendable. Podéis ver la película pinchando en el enlace.


En: Cine


10 comentarios :

  1. pues habrá que verla, no? sino siempre podemos volver al pasado y decidir no hacerlo !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, pero según la idea de la película, si decides volver atrás y no verla, lo que has hecho es aprovechar el tiempo en otra cosa, pero la película ya la has visto y no la olvidas.

      Eliminar
  2. Me guardo la página. Y aún tengo pendiente La Muerte y El Ajedrez...

    ResponderEliminar
  3. Pues nunca había reparado en esta película; el título y el poster me daban un tufillo a pastel barato y lacrimógeno que me tiraba para atrás. Vamos, que ni había pensado en verla. Y aunque parece ser que tiene su carga sensiblera por lo que cuentas, me la apunto porque el tema viajes en el tiempo es una de mis debilidades.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es precisamente ese tufillo que nombras lo que la película evita.

      Eliminar
  4. Curtis tiene un tacto para hacer películas románticas que no resulten ñoñas impresionante. Y luego mezcla la trama con una historia de ciencia ficción. Es de las pelis que mejor sabor de boca me han dejado últimamente al salir del cine. Imprescindible

    ResponderEliminar
  5. A mí me ha gustado mucho el padre, que aprovecha el don para leer mucho. Un detalle genial ;)

    ResponderEliminar
  6. Pues como ya me habían llegado recomendaciones por varias fuentes me he animado a verla y reconozco que me ha parecido demasiado tibia, aunque se agradezcan las soluciones narrativas sencillas para su temática.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me ha parecido buena, con pocas pretensiones de sorprender y centrando el problema no en la encrucijada del tiempo, sino en la encrucijada personal. ¿Arregla algo nuestra vida disponer de segundas oportunidades? (y terceras, y cuartas, etc.)

      Eliminar