lunes, 7 de enero de 2013

Una manopla, un perrito: un corto de Kachanov

Hoy, que era el día de los regalos, os traigo un corto animado del ruso Román Kachánov (padre). Se trata de una historia muy sencilla: una niña desea tener un perrito, pero cuenta con la oposición de su madre. Así que, a falta de perrito, buenas son manoplas.

La obra de este director es bien conocida en Rusia . Fue uno de los principales impulsores del stop-motion en su país. El que presento hoy, Варежка (La manopla, 1967) fue el primer corto en utilizar títeres animados.


En: Cortometrajes

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada