martes, 30 de septiembre de 2014

El amargo elixir de la felicidad

Durante estos días se ha llevado a cabo la detención del presunto agresor de niñas de Ciudad Lineal, en Madrid.

Por fin he saldado la cuenta que tenía pendiente con Fernando Cortizo, director gallego de animación (por cierto, de muy buena quinta, la del 73). Antes de llegar a su premiada (y con razón) "O Apóstolo" (2012), había rodado un par de cortometrajes, del que os traigo el primero de ellos. La historia de un doctor que busca el elixir de la felicidad. Lo creerá encontrar en el sitio que alberga mayor cantidad de ella... en las muñecas.

Ya se adivinan aquí las inquietudes fílmicas de Cortizo: animación mediante la técnica del stop-motion, gusto por los ambientes lúgubres y claustrofóbicos, personajes solitarios y atormentados...





En: Cortometrajes

16 comentarios :

  1. ¡Vaya, qué cortometraje tan angustioso! Lo que no queda muy claro es si también abusaba de la niñas o "sólo" las mataba para extraer su elixir.
    En todo caso, esa "diabólica atracción por la infancia" da mucho que pensar. Porque, por desgracia, la pederastia existe y el porcentaje es significativo. Te dejo un dato. En algunas especies de monos (no minoritarias) es muy "normal" que los monos grandes tengan sexo con los pequeños. ¿Será algo de la evolución? En todo caso, si algunas personas lo llevan genéticamente, dado que es un delito abusar de menores, deberían frenarse, pero no lo hacen. En fin.... es un tema muy polémico. Y más, si tenemos en cuenta que no existe la "reinserción" según los psicólogos... Un saludo Enrique....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, el corto no deja claro (creo que ahí radica el hallazgo de Cortizo) lo que el doctor Hermes (por quien sientes pena, además) hacía con las niñas. Al estar contado desde el punto de vista del doctor, no somos conscientes de la realidad hasta el final.
      En cuanto a las reflexiones posteriores, sí, muy polémicas. Se trata de indagar sobre quiénes somos y el espanto que nos produce conocer al más primitivo de nuestro ser.

      Saludos ;)

      Eliminar
  2. Vaya, si que deja tocada el corto. Estoy muy sensible estos días con lo de Ciudad Lineal. Has conseguido que ahora busque "O Apóstolo" todo un descubrimiento Fernando Cortizo. Muy bien Enrique.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te hace falta algún enlace para verlo, no dudes en pedírmelo ;)

      Eliminar
    2. Gracias Enrique. Acabo de descargarla de una página de cine español. Esta tarde tengo una cita con O Apóstolo. Ya te comentaré.

      Eliminar
  3. Que historia, flor de remate ! Muy bueno el video ! Cariños

    ResponderEliminar
  4. Me quedo con el "mal sabor de boca" de pensar que este tipo de dementes personajes, han existido, existen y por desgracia existirán.
    (Me quedo como seguidora del blog.)
    Saludos desde El Terrao.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, deja un mal sabor de alma.

      Gracias, urbanita ;)

      Eliminar
  5. Muy provocador y realista, a la vez. Genera la polémica, sin duda... Me ha parecido muy bien realizado y la idea desde luego es más que simbólica...Me quedo con el mal sabor de saber, como ya apuntara Kundera, que el hombre si se mirara y se indagara por dentro, se espantaría de él; aunque esa levedad, siempre creemos que está en otros. En verdad, quizá lo difícil está, en conocerse uno mismo. La perversidad, de una forma u otra, la tenemos a flor de piel, todos... Lo curioso es que ¿no sabemos ser felices sin dañar a otros? . También se podría haber titulado "El coste de la felicidad". Un tema que me genera muchísimas preguntas.
    Muy buen corto, consigue creo, lo que pretendía.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, lamentable espejo éste en el que viendo lo esperpéntico y cruel y desalentador que nos parece la raza humana nos cuesta ver que somos también esperpénticos, crueles y desalentadores individuos de la especie...

      Eliminar
  6. Hola Enrique, qué bueno que menciones O apostolo, porque llevo tiempo intentando que caiga en mis garras. Gracias por el aperitivo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un amigo mío precisamente fue productor (a pequeña escala) de la película. Lástima que en España se babeara tanto por Tadeo Jones que, sin ánimo de ofender, es "otra más de lo mismo".

      Eliminar
  7. Hola Enrique, asombrosamente no era tu seguidora, desde hoy si. Te felicito por el premio en el que ambos estamos favorecidos. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, pues no me había enterado ;) Gracias por el aviso, Ángela.

      Eliminar
  8. La palabra que lo definía hasta el final era "triste", pero luego acaba dando mal rollo. E incluso llega a poner mal cuerpo cuando se descubre la verdad de ese desalmado.
    Me ha parecido muy bueno y bien llevado a cabo, pero no me ha gustado. Me ha dejado una sensación de desasosiego grande.

    Un saludo.

    ResponderEliminar