domingo, 26 de mayo de 2013

La novia del viento

En 1911 murió Gustav Mahler.

Meses después, su viuda, Alma, inició una relación con el pintor Oskar Kokoschka, cuyos soñadores ya aparecieron en este blog hace algunas semanas. Esta relación quedó representada, como una alegoría, en el famoso cuadro La novia del viento (también conocido como La tempestad). En él podemos ver a Alma Mahler dormida en los brazos de Kokoschka, cuya mirada se pierde en la nada. Parecen ir en un barco a la deriva, sobre un mar tempestuoso, como lo fue su propio amor.

Die Windsbraut (La novia del viento, 1913-14)
Esta relación combina pasión y, en mayor medida, una locura desmedida. Temerosa de sus funestas consecuencias, Alma rompió esta relación en 1915. Oskar, desde entonces, la seguirá queriendo, hasta tal punto que encargó una muñeca a tamaño real de Alma, con el cuerpo recubierto de plumas, trabajo realizado por una fabricante de muñecas de Munich que, tras más de un año y un importante desembolso económico, cumplió con los deseos del desequilibrado pintor.

La muñeca realizada por Hermine Moos
Desde entonces, Oskar convive con el macabro títere. Se convierte en huésped habitual del salón de su casa, Oskar asiste con ella a la ópera y la retrata en alguna ocasión. 

Frau in Blau (Mujer de azul, 1919)
Esta "relación" terminó en 1919. Durante una fiesta en Drede, Oskar, borracho e iracundo, decapitó a la muñeca en el jardín de su casa con una botella de vino tinto. Este hecho fue presenciado por unos vecinos y fue denunciado a la policía, que acudió a la casa esperando encontrar en el jardín a una mujer desnuda y llena de sangre y detener a un presunto homicida.

Frente a estas pintorescas anécdotas, queda la mujer que inspiró a Gustav Mahler, que fue musa fatal de Oskar Kokoschka, pero que también tuvo como amantes a un maduro Gustav Klimt en su juventud, al arquitecto Walter Gropius (fundador de la Bauhaus) o al escritor austro-checo Franz Werfel.

Os dejo con esta preciosa obra de Mahler, el conocido Adagietto de la Sinfonía nº 5, en versión de Leonard Bernstein con la Filarmónica de Viena, concebido como un retrato musical de Alma, a quien amó profundamente.


CATEGORÍAS: Arte, Pintura, Música

14 comentarios :

  1. Pues vaya, lo mejor que hizo Alma fue salir corriendo, o la decapitada con una botella de vino hubiese sido ella.
    Amo a Mahler, gracias por compartir la pieza, el cuadro y la anécdota.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez, aunque lo dudo. Kokoschka era un loco, pero tendría también su punto de impostura.

      Saludos, me alegro que te haya gustado esta entrada. Comparto tu amor por Mahler.

      Eliminar
  2. Muy buena publicación, me hizo acordar también de esa película española de hace muchos años, "No es bueno que el hombre este solo".
    Tus artículos siempre aportan temas interesante.
    Un gran saludo Enrique.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por traer a la memoria esta película, Mirta. Me la apunto, porque no la conocía.

      Saludos :)

      Eliminar
  3. No sabía que le bellísimo Adagietto de la sinfonía Nº 5 fue concebido como un retrato de su esposa Alma. Por lo que dices debió ser un personaje fascinante. Preciosa entrada, Enrique.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que era una de esas musas que conmocionó a una generación entera. Dicen que mejor compositora que Gustav, aunque abandonó la composición al casarse. Su historia encuentra algún paralelismo con el de Clara Schumann.

      Eliminar
  4. DE verdad, en cuanto me toque la primi, ya se quien me va a acompañar a disfrutar del MOMA, en nueva York.... y luego nos vamos de paseo al Smithsonian. ¿verdad que es bonito poder soñar?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más que bonito. Suena precioso, amigo Carlos.

      Eliminar
  5. La señora se codeaba con la creme de la creme intelectual. El cuadro de La novia del viento me ha gustado mucho. Lo de la muñeca me parece un poco macabro y perturbador. Muy buen post.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. El cuadro de "La novia del viento" me sonaba como el título de una película (y además creo que la hay) y en cuanto a los cuadros, puessss.... la verdad, es que el de la muñeca es muy macabro (me da miedo, pero no se lo digas a nadie, no vaya a ser que sea la única, ya sabes lo miedosa que soy). Pero bueno, otras veces has expuesto cuadros más apreciados para mi sensibilidad. Y de la música no te digo nada porque no tengo el oído muy refinado... pero sí aprecio melancolía, o al menos eso es lo que me ha transmitido.
    Aunque no lo parezca, siempre se aprecian cosas nuevas desde tu blog, eso siempre es de agradecer. Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, hay una película que se llama así (no la he visto) basada en la historia de Alma Mahler.

      ¿El cuadro que no te gusta es el de la Mujer de azul? Porque La novia del viento no me parece macabro en absoluto.

      Saludos :)

      Eliminar
    2. No hombre!!....el de la muñeca con ojos desorbitados.... El otro, el azul, no es mi estilo...

      Eliminar