martes, 28 de mayo de 2013

La ciudad te persigue

Una sugerencia poética. Insisto con lo mismo, pero es que tal vez es lo que más me gusta en lo que a poesía se refiere. A C. P. Cavafis lo he traducido, editado, he participado en jornadas universitarias, lo he cantado y le he puesto música. Me gustaba especialmente una canción que compuse sobre este poema, La ciudad (1910). Es uno de sus poemas más conocidos. Ofrezco la traducción de Pedro Bádenas (por ser la primera de las traducciones que leí y por ser muy fidedigna al texto original) y para quienes quieran leer más, el scribd de la 3ª edición de su poesía completa.


La ciudad

Dijiste: «Iré a otra tierra, iré a otro mar.
Otra ciudad ha de haber mejor que esta.
Cada esfuerzo mio es una condena dictada;
y mi corazón está —como un muerto— enterrado.
¿Hasta cuándo estará mi alma en este marasmo?
Adonde vuelva mis ojos, adonde quiera que mire
veo aquí las negras ruinas de mi vida,
donde pasé tantos años que arruiné y perdí.»

No hallarás nuevas tierras, no hallarás otros mares.
La ciudad te seguirá. Vagarás por las mismas
calles. Y en los mismos barrios te harás viejo;
y entre las mismas paredes irás encaneciendo.
Siempre llegarás a esta ciudad. Para otra tierra —no lo esperes—
no tienes barco, no hay camino.
Como arruinaste aquí tu vida,
en este pequeño rincón, así
en toda la tierra la echaste a perder.


CATEGORÍAS: Literatura, Poesía

12 comentarios :

  1. Es terrible este poema, porque en él se retrata por completo la propia vida de Cavafis, o al menos el concepto que él tenía de su vida. Siempre me ha gustado mucho su poesía, pero detrás de su literatura hay un sufrimiento estremecedor, a uno ya le gustaría que producir buena literatura no saliese tan caro...

    Me alegro de que compartamos tb gustos literarios, un saludo, Enrique

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También yo me alegro de esta afinidad.

      El sufrimiento de Cavafis es tan silencioso que es lo que lo hace más terrible.

      Eliminar
  2. Impresionante!!!!!
    Cada dia me gusta mas leerte!
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Me gusta la poesía de Cavafis, he leído este poema y otros de su producción. Se siente bien llegar a él, y cuando lo leo pienso en Italo Calvino y sus ciudades invisibles, especialmente en aquella donde uno puede pasearse de un modelo de ciudad a otro, con la posibilidad de cambiar de amigos, de trabajo, de relaciones. Dos mundo bien opuestos. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También comparto la admiración por Calvino. De sus ciudades invisibles, recuerdo una que murió sepultada por la basura que echaban fuera, tanta que un día era una auténtica trampa. ¿No se parece el mundo, nuestro actual mundo, a esa ciudad invisible?

      Saludos :)

      Eliminar
  4. Un pasado caótico que persigue al autor halla donde fuera. Se ve que la ciudad estaba instalada en su mente. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Viajó poco el buen Cavafis. Creo que esa ciudad que lo tenía prisionero no le dejaba ir tampoco demasiado lejos.

      Eliminar
  5. El texto destila tristeza y desesperanza a raudales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Su poesía entera está repleta de ellas.

      Saludos :)

      Eliminar
  6. Desconozco al poeta en cuestión, pero tu introducción me ha convencido para leerlo. Lo dejo agregado a favoritos para leerme el enlace con el repertorio que has dejado. Gracias por compartirlo, saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me contarás qué te ha parecido, Sonia. Esperando a los bárbaros, El dios abandona a Antonio, Ítaca... Tiene poemas inmortales.

      Eliminar