lunes, 10 de marzo de 2014

El camello en el desierto, naturalmente

Rajaz (1999) es el típico álbum que no te esperas. Camel es (siempre lo ha sido) una de las grandes bandas, pioneras en el desarrollo del progresivo y quizá el más conocido de la escena de Canterbury. Rajaz, después de treinta años de carrera de la banda, supuso un regreso al sonido progresivo de sus inicios, y un golpe de autoridad en la escena musical internacional. Vale que los medios no hagan demasiado eco y que toda esta música fluya como un río subterráneo. Al camello en el desierto, con su vaivén acompasado, poco le importa...

El nombre "rajaz" proviene del árabe, un tipo de poesía que cantaban los beduinos en sus largas travesías por el desierto, para ahuyentar los malos espíritus y amenizar las sofocantes jornadas sobre las ardientes arenas.

Os dejo con esta canción, cuarta del disco y que le da título al álbum, a la que añado las letras y mi versión de las mismas.




Rajaz

When the desert sun has passed, horizon's final light, and darkness takes its place...
We will pause to take our rest, sharing songs of love, tales of tragedy...
The souls of heaven are stars at night.
They will guide us on our way, until we meet again another day.

When a poet sings the song, and all are hypnotized, enchanted by the sound...
We will mark the time as one, tandem in the sun, the rhythm of a hymn...
The souls of heaven are stars at night.
They will guide us on our way, until we meet again, another day.

When the dawn has come, sing the song all day long...
We will move as one, bear the load on the road...
The souls of heaven turn to stars every single night.
All across the sky... they shine.

The souls of heaven turn to stars every single night.
All across the sky... they shine.


Rajaz

Cuando el sol del desierto ha pasado, luz final en el horizonte, y la oscuridad ocupa su lugar...
Haremos una pausa para el descanso, compartiendo canciones de amor, cuentos de tragedia...
Las almas del cielo son estrellas en la noche.
Nos guiarán en nuestro camino, hasta volvernos a encontrar al otro día.

Cuando un poeta entona la canción, y todos estamos hipnotizados, hechizados por el sonido...
Aguardaremos juntos, en tándem con el sol, el ritmo de un himno...
Las almas del cielo son estrellas en la noche.
Nos guiarán en nuestro camino, hasta volvernos a encontrar al otro día.

Cuando el amanecer llegue, canta la canción todo el día...
Nos moveremos como uno solo, soportaremos la carga del camino...
Las almas del cielo se convierten en estrellas cada noche.
A través del cielo... brillan.

Las almas del cielo se convierten en estrellas cada noche.
A través del cielo... brillan.

En: Música

12 comentarios :

  1. No conocía ni la canción ni el grupo, pero creo que me he hecho fan. Ya te iré contando....

    ResponderEliminar
  2. Un placer escucharlo, yo tampoco conocía ni la canción ni el grupo. Cariños

    ResponderEliminar
  3. Adhiero....Desconocía tan lindo tema. Al grupo lo había sentido nombrar alguna vez. Me encantó la letra y el tema..un tanto sombrío..pero así me gustan. Gracias! Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es todo un clásico de los 70 que, como casi todos, "desapareció" con las músicas de la nueva década, pero que volvieron a "encontrarse" en los 90.

      Eliminar
  4. Y yo sin conocerlos. Me ha gustado mucho la canción, si señor. Gracias por el descubrimiento.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿No los conocías? Pues no te pierdas sus primeros discos, una maravilla.

      Eliminar
  5. Cala hondo. No les conocía, pero me han tocado con su varita. Muy hermosa melodía. Gracias, Enrique

    ResponderEliminar